¿Qué debemos saber a la hora de recolectar hongos?


¿Qué debemos saber a la hora de recolectar hongos?

Estamos en temporada de recolectar hongos, pese a las pocas lluvias. En cuanto empieza el otoño comienzan las ganas de ir al campo a disfrutar de la naturaleza y encontrar los manjares, en forma de setas, que nos ofrece.

¿Qué documentación hay que tener? ¿Y cómo se obtiene?

En lo referente a Castilla y León, la Junta marca una licencia, regulada por zonas, para poder recolectar setas de forma legal. Además hay que señalar que dependiendo su fin hay que obtener una licencia u otra, ya que depende de si es para “consumo propio” o son destinadas a la venta.

En Castilla y León las zonas para la recolección de setas y hongos son:

  • Montes de Soria (Soria)
  • Gredos (Ávila)
  • Camino de Santiago (León)
  • Valle de Mena (Burgos)
  • Demanda – San Millán (Burgos)
  • Sierras de Francia, Béjar, Quilamas y El Rebollar (Salamanca).

Para obtener la licencia correspondiente basta con seguir los pasos que marcan en la web de Mycocyl, donde te permite tanto conseguir el permiso como saber de antemano la tarifa correspondiente.

setas-de-cardo-el-palomar
Setas de cardo (Cultivo de setas)

¿Qué setas podemos recolectar en Calatañazor?

En líneas generales, en la provincia de Soria, destacan tres tipos de hongos comestibles, que son: los “Migueles”, las setas de cardo y los níscalos. Pero dadas las características de Calatañazor, y de los pueblos limítrofes los principales productos que nos podemos encontrar son las setas de cardo y los níscalos.

Existen varios pinares y valles en los alrededores del pueblo, así como otras zonas cercanas, como la aldea de “Las Fraguas“, donde tradicionalmente han sido buenas zonas para este tipo de actividad.

boletus-edulis-soria-el-palomar
Boletus Edulis (Guia de Soria)

¿Cómo diferenciar un hongo venenoso de uno comestible?

Existen dos características principales que debemos conocer para evitar comer un hongo venenoso. En primer lugar, las setas comestibles tienen escamas, y una buena forma de saber si son comestibles o no es fijándose en las esporas que se encuentran en esas escamas.

Y en segundo lugar, hay que identificar jugos, aromas y sombras de color de cada tipo de setas u hongos, al igual que hay que prestar atención al hábitat donde crecen, y a la temporada de cada uno, ya que nos es lo mismo una seta de cardo (más tradicional de octubre y noviembre) que un rebozuelo (más tradicional de marzo).

Foto Principal: Noticias el tiempo.

+ There are no comments

Add yours